Los trabajadores y trabajadoras de la Unidad de Reparto UR4 de Correos de Sabadell iniciaron el pasado 6 de abril una huelga indefinida convocada por la Asamblea de Trabajadoras y Trabajadores de la UR4 y con el apoyo de la CGT, contra la salvaje sobrecarga de trabajo y las precarias condiciones laborales que sufren.

¡Basta ya de sobrecarga y represión a los trabajadores de la UR4!

Los compañeros y compañeras llevan ya 35 días de huelga, ¡y están dando un ejemplo formidable de lucha y resistencia! Desde el Sindicato de Estudiantes, Sindicalistas de Izquierda e Izquierda Revolucionaria queremos mostrar todo nuestro apoyo a los huelguistas y a sus justas reivindicaciones.

Aunque según la propia empresa en la UR4 debería haber trabajando 26 personas, actualmente solo hay 18. De hecho, en 2018 la reducción de 29 a 26 barrios ya implicó la eliminación de tres plazas de cartero/a precarizando aún más las condiciones del conjunto de la plantilla. Los trabajadores y trabajadoras de la UR4 se ven obligadas a desdoblarse para llegar a todas las zonas, sufriendo una sobrecarga de trabajo brutal y graves afecciones en su salud.

Correos, viendo el seguimiento masivo de la huelga en la UR4, está desviando el trabajo de la UR4 a otras unidades de reparto e incluso contratando personal externo para realizar estas tareas. ¡Esto es una vulneración flagrante del derecho a huelga! ¡Es absolutamente vergonzoso que el Gobierno del PSOE y UP, el "Gobierno más progresista de la historia", permita que una empresa pública actúe de esta manera caciquil y represiva!

Por un servicio postal público y de calidad: ¡no a la privatización!

La realidad es que los trabajadores y trabajadoras de Correos llevan años sufriendo ataques a sus condiciones de trabajo, que han empeorado aún más con la pandemia. Durante la primera ola de COVID-19, cuando cientos de personas morían cada día, fueron obligados a seguir trabajando sin EPI ni las medidas de seguridad necesarias.

Además, los puestos de trabajo de las personas de riesgo no fueron cubiertas con nuevas contrataciones, sino sobrecargando la plantilla. Los trabajadores y trabajadoras de Correos durante la pandemia han estado en primera línea realizando una tarea invisible pero fundamental: asegurando con profesionalidad el funcionamiento de un servicio básico como es el servicio postal público.

Las cifras de la precariedad son absolutamente escandalosas. En el periodo 2010-2018 en Correos se han destruido 15.000 puestos de trabajo. Un 22% de los puestos son a tiempo parcial. La eventualidad se ha elevado hasta el 35%, cubriendo 12.000 puestos de trabajo estructurales de manera ilegal saltándose el Estatuto de los Trabajadores. Los contratos basura están aumentando exponencialmente; contratos de cuatro horas al día, incluso de cuatro horas a la semana; contratos que se cortan en fin de semana o festivo para ahorrarse la cotización.

Los salarios bajos y las precarias condiciones de trabajo de la plantilla contrastan con los salarios de los altos directivos y los beneficios de la empresa. El actual presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, cobra ni más ni menos que ¡190.000€ al año! Correos en 2019 obtuvo 14,8 millones de euros de beneficio. En el primer trimestre de 2021, la cifra de beneficios alcanzó los ¡4,7 millones!

Correos es perfectamente viable, y por eso el lobby patronal de la logística quiere su privatización, para quedarse con todos estos beneficios y empeorar aún más las condiciones laborales de la plantilla. Lo que debería hacer el Gobierno central es dotar de la inversión necesaria al Servicio Postal Universal, recuperando todos los puestos de trabajo perdidos, contratando a los miles de profesionales necesarios y asegurando unas condiciones de trabajo dignas.

La lucha es el único camino. ¡Hay que extenderla!

Los trabajadores y trabajadoras de Correos de la UR4 de Sabadell marcan el camino. ¡Se han levantado y han dicho basta! A pesar de todas las dificultades y obstáculos, se han mantenido firmes durante ya seis semanas. Y sus reivindicaciones son las de miles de trabajadores y trabajadoras de Correos.

¡Esta batalla se puede ganar! Hay que incorporar a la lucha a otras unidades de reparto y oficinas de carteros y carteras, comenzando por Sabadell y siguiendo por diferentes localidades. Trabajadores y trabajadoras de municipios como Terrassa y Reus ya han mostrado su predisposición. Este es el camino. ¡Es obligación de todas las fuerzas sindicales y de las federaciones correspondientes apoyar la lucha de la UR4 y fortalecer la huelga y la movilización!

¡Basta ya de sobrecarga de trabajo en la UR4! ¡Contratación del personal necesario ya!

¡Por un servicio público y de calidad de correo, con condiciones laborales dignas!

¡No a la privatización de Correos! ¡Para una gestión 100% pública bajo control de los trabajadores!


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.