Y el Ayuntamiento de madrid lo permite ¡Basta de abusos!

Desde el inicio de la crisis sanitaria la ONG Accem, entidad social católica, ha realizado una gestión negligente en cuanto a prevención de riesgos laborales, anteponiendo los intereses de la entidad a la salud de los trabajadores y trabajadoras, algo que ha contado con el beneplácito del Samur Social y del Ayuntamiento de Madrid gobernado por el Partido Popular y Ciudadanos. Esta lamentable actitud está poniendo en riesgo la vida de las personas usuarias de los centros y de los trabajadores y sus familias.

Las trabajadoras y trabajadores del Centro Abierto Geranios llevamos semanas denunciando la situación alarmante que estamos viviendo por la falta de medidas de seguridad. Ante la negativa de la entidad a entregarnos EPIS, realizamos un escrito exigiendo medidas de protección, a lo que han respondido señalando que cumplen con la normativa exigida desde las administraciones acompañado de un informe económico al gasto realizado; una autentica burla. Mientras tanto, y sin medios y recursos, las trabajadoras seguimos trabajando para que las personas que están confinadas en el centro tengan cubiertas sus necesidades básicas. La entidad considera que no hay riesgo para la salud pese haberse detectado casos positivos en Covid19 y pese a que cada vez hay más trabajadores y usuarios con síntomas. ¿A quién intenta engañar?

Nos están demostrando que a Accem le da igual la vida de las personas residentes, cuando por ejemplo no ha tomado ninguna medida ante el hacinamiento que viven las personas en el centro Geranios. No hay espacio en la sala de pernocta para la distancia mínima necesaria y además en la sala de comedor, los usuarios y usuarias no pueden comer a la vez porque no hay ni sillas ni espacio suficiente.

La UGT se niega a actuar, encubriendo la actuación negligente de la empresa

Desde la sección sindical de CC.OO se ha exigido la adopción urgente de medidas de seguridad adecuadas al nivel de exposición, planteado al Comité de Empresa y al Comité de Prevención de Riesgos Laborales, controlado por UGT. Sin embargo tanto ACCEM como UGT ven “suficiente” las medidas que se han implantado.

Lamentablemente la UGT parece más interesada en defender los intereses de la empresa a toda costa que los del conjunto de la plantilla, actuando en la práctica como cómplices de la política negligente de la entidad. El solo hecho de que prácticamente toda la plantilla del centro haya elaborado y firmado personalmente un carta al respecto hace ya semanas, pone esto en evidencia. ¿Cómo pueden explicar esta incomprensible no actuación? ¿Por qué ignoran la carta firmada y presentada por las y los trabajadores del centro de Geranios? ¡Los trabajadores no aceptamos la postura pasiva y cómplice de UGT con ACCEM!

¡Basta de hacer negocio con las necesidades sociales! ¡Por unos servicios sociales 100% públicos!

Vista la crítica situación de nuestro sector exigimos al Ayuntamiento de Madrid transparencia, que se recopilen y faciliten datos del impacto del COVID-19 entre los usuarios de la red de personas sin hogar. Instamos a las administraciones a que pongan los medios humanos y materiales necesarios para que nuestro trabajo sea seguro y podamos dar una atención social adecuada. También exigimos que se intervenga inmediatamente cualquier empresa que incumpla con los requisitos de salud y seguridad, ya que lo hacen con dinero público, de todas y todos los madrileños. La dirección provincial de CCOO debería emprender inmediatamente una campaña enérgica para reclamar a la administración que adopte estas medidas.

La crisis del coronavirus ha servido para evidenciar la precaria red asistencial que ya había en Madrid previamente a la alarma sanitaria fruto de la privatización del servicio. Todos los centros de la red debían haber estado preparados previamente al estar expuestos a riesgos biológicos similares, como por ejemplo la tuberculosis, que requiere las mismas mascarillas para protección que el COVID-19. Si se hubiese realizado un trabajo correcto de prevención, ahora no tendríamos esta situación en el centro con las dramáticas consecuencias que estamos viendo. Pero obviamente, la empresas privadas, a veces disfrazadas como Fundaciones o ONGs, buscan esencialmente hacer negocio, quedando en segundisimo plano la calidad del servicio.

Si algo deja más claro esta situación de crisis sanitaria es que tener un hogar es un derecho fundamental. Y que estar falto de hogar no es el primer paso para sufrir exclusión social sino que normalmente es la consecuencia de una serie de realidades que desembocan en el sinhogarismo. ¿Cómo se va a reforzar la red municipal para atender las necesidades derivadas de la crisis económica provocada en la gestión de esta crisis sanitaria? Creemos que solo hay una manera, ¡acabar con la privatización y garantizar un servicio 100% público de calidad y con todos los recursos necesarios! Ante la inacción del Ayuntamiento, es necesario que actúe el Gobierno central, interviniendo la Vicepresidencia de Asuntos Sociales de Pablo Iglesias en este sentido.

No solo hay situaciones dramáticas en la red de personas sin hogar. Los servicios sociales han sido la diana de numerosos recortes y privatizaciones y ahora están viviendo realidades dantescas, al igual que otros servicios y recursos esenciales. Las trabajadoras y trabajadores del sector debemos organizarnos y defender unos servicios públicos que se rijan en base las necesidades sociales existentes dándoles cobertura..


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.