Manifestación Sábado 20 de junio | A las 20:30h. Sol - Ministerio de Justicia

A primeras horas de la mañana de la Huelga General del 14 de Noviembre del 2012 fue detenido por la policía el joven trabajador vallecano Alfonso Fernández, Alfon, bajo la acusación de tenencia de explosivos. A pesar de la falta de pruebas y la evidencia de que se trata sin lugar a dudas de una farsa y un montaje policial, Alfon fue juzgado y sentenciado a cuatro años de prisión, sentencia que fue confirmada por el Tribunal Supremo el pasado 17 de Junio y que ha significado su inmediata entrada en prisión en lo que pretende ser “una medida ejemplarizante” contra los que luchan.

 

A partir de la llegada al Gobierno del Partido Popular hemos vivido una ofensiva brutal para acabar con todas las conquistas que se consiguieron luchando en las calles. Los derechos sociales y también los derechos democráticos más básicos están en el punto de mira de estos nostálgicos del franquismo y así lo han demostrado en muchas ocasiones. Pero si algo destaca de una forma especialmente escandalosa es cómo se está llevando a cabo una campaña para criminalizar y perseguir a los que salimos a la movilización a defender esos derechos que ahora nos tratan de arrebatar.

Han sido muchos activistas los que ya han tenido que sufrir la represión y los montajes para presentarles como criminales y llevarles incluso a prisión por el único motivo de luchar. Junto al de Alfon hay otros muchos ejemplos de esta estrategia de la derecha, como el de los trabajadores de Airbus, Carlos y Carmen en Granada o las dos trabajadoras de las piscinas de Campolongo en Galicia. Quieren tratar de evitar la movilización social amedrentando a la gente, haciendo pensar que ir a manifestaciones o huelgas es peligroso; todo esto no es más que una acción desesperada por parte de un gobierno que está en una posición de debilidad.

El doble rasero de la justicia pone en evidencia al servicio de quién está. Cada día nos despertamos con nuevos casos de corrupción, con bancos que estafan a las personas, con empresarios que maltratan a sus trabajadores, con individuos que son culpables de los desahucios y de la pobreza de miles de personas ¡Pero no hay problema con eso! Llevan su dinero a paraísos fiscales, y viven como personas respetables en sus casas de lujo. A ellos no se les juzga ni se les condena a prisión. Pero cuando alguien sale a protestar, participa en una huelga, recorre el país andando en las Marchas por la Dignidad o se encierra en una facultad para defender la escuela pública es tratado como un completo criminal. El único motivo para explicar esta campaña contra Alfon es que él fue uno de los que salió a luchar.

Desde Ganemos CCOO queremos mostrar toda nuestra solidaridad con el compañero Alfon y su familia ante la escandalosa sentencia que le condena a cuatro años de prisión y exigimos su puesta inmediata en libertad y la retirada de todos los cargos que pesan contra él. El “delito” de Alfon y de todos los jóvenes y trabajadores que están siendo sometidos a una brutal criminalización, incluida la persecución judicial y policial, es sólo uno: luchar por los derechos de la mayoría y en contra de la política capitalista y de recortes sociales del PP.

¡Por la retirada inmediata de todos los cargos contra Alfon!

¡Basta de perseguir a los que luchan!

¡La lucha es el único camino!


banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo