Las trabajadoras y trabajadores de la limpieza del Gregorio Marañón, así como de El Escorial, Getafe y Guadarrama, estamos en lucha contra la privatización. Gracias a la presión de las movilizaciones y a las jornadas de huelga la licitación se ha paralizado momentáneamente tras la interposición de un recurso contra la misma.

Pincha aquí para descargar el panfleto en pdf

Sin embargo, la amenaza sigue ahí, y por eso seguimos en lucha. Si algo ha demostrado esta pandemia, que aún continúa, son las terribles consecuencias de la privatización y de convertir los servicios públicos en un lucrativo negocio.

¿Qué ocurrirá con todas las compañeras y compañeros de la limpieza contratados para reforzar un servicio que ya estaba muy mermado? Que serán despedidas en diciembre, en vez de ser incorporadas definitivamente a la plantilla a pesar de ser completamente necesarias. ¿Qué ocurrirá con el resto de la plantilla? Que muchas seremos despedidas, veremos reducidas nuestras jornadas y salarios, o se nos quitarán derechos laborales y aumentarán los ritmos de trabajo. ¿Qué ocurrirá con el servicio de limpieza del Hospital? Que se degradará empeorando las condiciones higiénicas del hospital, generándose mayores riesgos para la salud. Las grandes empresas que se hacen con estos servicios solo se preocupan por incrementar sus beneficios, y así seguirá siendo. ¡No podemos permitirlo!

Ahora van a la huelga las y los médicos residentes del MIR. Queremos manifestar nuestra solidaridad y apoyo a su lucha. Los servicios mínimos que les ha impuesto, del 100%, son una auténtica burla y la anulación completa de su derecho de huelga. Algo que también hemos padecido las y los limpiadores, ya que se nos impusieron unos servicios mínimos del 85%. Nos están prohibiendo ir a la huelga, como en una dictadura. Exigimos al Ministerio de Trabajo dirigido por Unidas Podemos que intervenga y prohíba este tipo de actuaciones abusivas.

Es necesario que los servicios mínimos los acordemos y planifiquemos las y los propios trabajadores, en coordinación con nuestros compañeros y compañeras en hospitales y centros de salud. Si alguien ha demostrado responsabilidad y solidaridad durante la pandemia hemos sido las limpiadoras o las y los MIR, que nos hemos dejado la piel arriesgando nuestras propias vidas. No vamos a permitir que con la excusa del COVID19 anulen nuestros derechos.

Levantar una nueva Marea Blanca que acabe con el Gobierno de Ayuso

Por otro lado, creemos que tenemos que sumar fuerzas, y golpear todos juntos, tanto para conseguir nuestras reivindicaciones, como para garantizar una sanidad 100% pública, que se paralicen y que se reviertan todas las privatizaciones, y que se acabe con la precariedad laboral crónica que padecemos limpiadoras, enfermeras o MIR. Hay que volver a levantar una gran Marea Blanca de todas y todos. ¡Es el momento!

Es necesario organizar una gran manifestación en Madrid, llamando al conjunto de los sanitarios y de la población contra la privatización de los servicios de limpieza del Gregorio Marañón, El Escorial, Getafe y Guadarrama, y en solidaridad con la huelga de los MIR. Necesitamos dirigirnos al resto de trabajadores de la sanidad pública, tanto sanitarios como de otros servicios, incluyendo aquellos externalizados, de cara a obtener su apoyo y organizar asambleas conjuntas en los centros para planificar acciones.

Asambleas donde se organicen e impulsen Comités de Huelga en defensa de la sanidad pública y contra la precariedad laboral, y que organicen una huelga general de toda la sanidad y servicios asociados (limpieza, cocinas, lavanderías, etc.). Hoy atacan a las limpiadoras o ignoran las reivindicaciones de las y los MIR, pero mañana lo harán con las enfermeras, los celadores o las y los médicos.

Los dirigentes de los sindicatos presentes en la sanidad, y especialmente los mayoritarios (CCOO, UGT, SATSE, etc…), tienen una gran responsabilidad, y deberían poner todos sus recursos al servicio de la misma. Hay además razones más que de sobra para que CCOO y UGT convoquen una huelga general en la CAM en defensa de la sanidad pública. Ese sería el mejor homenaje a nuestros sanitarios y a todo el personal de servicios que lo ha dado todo durante la pandemia. Necesitamos un sindicalismo de combate, de clase y democrático, y que desde los sindicatos combativos de la sanidad como el MATS se potencien planes de lucha contundentes.

Hay que exigir al Gobierno central que intervenga para frenar las privatizaciones planteadas y atender a las demanda de las y los MIR. No se puede permitir que un Gobierno autonómico aproveche esta situación de incertidumbre de cara a seguir impulsando los negocios de sus amiguetes. Hay dinero y recursos, pero deben invertirse en una sanidad 100% pública y en condiciones laborales y salariales dignas para limpiadoras o MIR. El Gobierno central no puede mirar a otro lado y desentenderse.

Todas estas acciones son los primero pasos de una lucha que debe volver en septiembre con fuerzas redobladas. No es casualidad que la CAM y el gerente del Gregorio Marañón hayan esperado a plantear la privatización a junio, buscando imponer sus planes aprovechando el parón del verano. Realmente nos encontramos ante individuos que carece de cualquier tipo de escrúpulo y a los que solo les guía llenarse los bolsillos. Por eso mismo, tenemos que extender y profundizar esta lucha, para garantizar un futuro digno para todas y todos.

¡Por unos servicios de limpieza 100% públicos! ¡Basta de precariedad laboral!


201007 bnner 1

Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.