¡Necesitamos un sindicalismo combativo que plante cara a la patronal!

Descarga aquí el panfleto

ECI es una empresa con beneficios multimillonarios, que además sigue haciendo negocios en este contexto de pandemia. En el año 2007, cuando ya se empezaba a vislumbrar la crisis económica, la empresa obtuvo unos beneficios netos de 747 millones de euros. En el 2008 y 2009, y a pesar de la crisis, los beneficios de la empresa alcanzaron los 382 y 369 millones respectivamente. En el año 2019 la empresa alcanzó, sólo en el primer trimestre del año económico (1 de marzo a 31 de agosto), un 14% más que el año anterior, 386 millones € de beneficio bruto. Las crisis económicas, esta y la de 2008, no han sido tales para ECI, que ha seguido ganando, aunque fuera un poco menos, mientras las y los trabajadores nos hundíamos, como ahora, en la precariedad y la miseria.

En medio de esta crisis, ECI ha recibido de los bancos una línea de crédito de 1.311 millones de euros, que se suma a la ya suscrita en febrero de 2.000 millones euros. Algo que demuestra que la banca confía en la solvencia de ECI y en su enorme potencial para hacer beneficios. Obviamente, los beneficios multimillonarios obtenidos durante años a costa de nuestro trabajo no se han esfumado, y por eso es lamentable que aprovechen esta situación para hacer un ERTE de más de 26000 trabajadores. Un ERTE donde no se ha justificado absolutamente nada, donde no se han facilitado datos contables exactos de pérdidas y beneficios, tal y como están haciendo muchas empresas. ¡Qué cara más dura! ¡Qué vergüenza de empresa! Lo peor es que los sindicatos mayoritarios hayan avalado esta actuación, y que el Gobierno del PSOE-UP no haya cuestionado un ERTE en una gran empresa de estas características.

¿Una reconversión en el sector? Hay que prepararse para defender todos los puestos de trabajo.

Ante la nueva situación de desescalada, la propuesta de los sindicatos mayoritarios ha sido la “ampliación de los ERTEs donde poco a poco se vayan sacando cantidades de trabajadores en función de la necesidad de la empresa". Todo esto sin que se detallen y expliquen los resultados económicos de la empresa durante estos meses, ya que supermercados y otros sectores han seguido funcionando, aumentando notablemente el comercio online. De hecho parece ser que ECI está obligando a trabajadores y trabajadoras a utilizar sus vehículos personales, asumiendo los gastos, para garantizar las entregas online. Podríamos encontrarnos ante una situación paradójica: que ECI esté haciendo grandes beneficios fruto de las ventas que se están dando y de tener la plantilla muy reducida y mayoritariamente financiada por el Estado, es decir, por todas y todos nosotros.

Desde hace meses venimos señalando como ECI y otras empresas del sector ven un modelo en Amazon, donde se vive una precariedad laboral extrema. Esta situación puede servir a la empresa para tantear el terreno de cara a probar este modelo precario de venta online. Una meta soñada por ECI y que ahora el coronavirus pone en bandeja: cambio de negocio y reducción de personal, aprovechando la política de barra libre con los ERTEs, amenazas de despidos y modificaciones sustanciales. No nos engañemos, la patronal y la dirección de ECI no van a cortarse un pelo si pueden así incrementar aún más sus multimillonarios beneficios.

Necesitamos una desescalada al servicio de las y los trabajadores

Pensamos que hay soluciones a esta nueva situación de desescalada progresiva, pero sin que padezcamos ningún recorte en nuestros salarios y derechos. No se trata de elegir entre jugarnos la salud o no poder comer y pagar las facturas. Un gran imperio empresarial como es ECI podría haber pagado las nóminas de todas y todos sin necesidad de recurrir al ERTE. Pero ahora que lo han hecho, y se han ahorrado millones de euros que irán a engordar sus beneficios, deben garantizar todos los puestos de trabajo y el 100% de los salarios, independientemente de que el trabajador o trabajadora se incorporé ya o no por motivos de salud.

En esta nueva etapa, las personas de riesgo (edad, patologías) y las que necesiten conciliaciones familiares–laborales, deben seguir en casa con el 100% de sus salarios. El resto podría ir a trabajar, solo si se garantizan las medidas de seguridad adecuadas (EPIs), pero en lugar de ir solo el 50% de trabajadores, como proponen los sindicatos, podrían ir todos y todas con el 50% de la jornada, complementando la empresa hasta el 100% del salario. Se debería reducir la apertura de los centros comerciales de 10 a 14 horas, cerrando a medio día, y de 16 a 20 horas, con el cierre de domingos y festivos, garantizando jornadas adecuadas a las y los trabajadores en esta difícil situación.

Hay que destacar que en esta nueva situación, garantizar las medidas de salud e higiene requerirá de mayor personal, y cualquier recorte en este sentido será un riesgo para trabajadores y clientes. Aparte de las medidas de seguridad (EPIs, guantes, geles, mascarillas, pantallas protectoras, batas, etc.) se deben hacer test masivos y periódicos a las y los trabajadores. La campaña de realización de estos tests debe estar controlada por las autoridades sanitarias y llevarse a cabo dando prioridad a aquellos trabajadores de actividades esenciales, y que por su función puedan estar más expuestos, empezando obviamente por los trabajadores sanitarios. Siguiendo este criterio las empresas deben esperar su turno para que a sus trabajadores se les realicen los test y reabrir cuando estos test estén hechos, garantizando el 100% del salario de los empleados hasta ese momento. ¡El ansia de las empresas por acumular ganancias no debe marcar la forma en que esta imprescindible campaña de test debe llevarse a cabo!

En el caso de que no se garantice la salud a las y los trabajadores al 100%, y que no se cumplan las medidas de seguridad y de protección, hay que exigir inmediatamente la paralización de la actividad y la intervención de las administraciones públicas. No podemos permitir que estas grandes empresas sigan haciendo lo que quieran sin enfrentar las consecuencias.


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.