La Comunidad Autónoma de Madrid (CAM) ayuda a la patronal hotelera mientras deja en la estacada a las familias trabajadoras.

Trabajadores y trabajadoras de diversos hoteles de Madrid informan que en sus puestos de trabajo, hasta ayer sábado, no contaban con material de cara a evitar la expansión de la epidemia. Incluso cuando han solicitado a la dirección poder contar con guantes o mascarillas se han encontrado con el no por respuesta. Es absolutamente inadmisible esta situación irresponsable, que contribuyen a expandir la epidemia, y que además pone en peligro a las y los trabajadores, que pueden convivir con personas de riesgo pudiendo llevar la enfermedad de su puesto de trabajo a sus casas. Exigimos la actuación inmediata de la Consejería de Sanidad de la CAM para garantizar la seguridad y salud de trabajadores y usuarios.

Al mismo tiempo, como ya está ocurriendo en muchas empresas, se están tomando medidas aceleradas para reducir jornadas, plantear permisos no retribuidos o adelantar vacaciones. No es aceptable que se someta a las y los trabajadores a este chantaje, haciéndoles firmar deprisa y corriendo cambios en sus condiciones sin siquiera tener tiempo de estudiar lo que firman o de consultar a un abogado.

Esto se produce en un contexto en que el Gobierno de la CAM ha planteado medicalizar y utilizar los hoteles, un autentico regalo a la patronal hotelera ya que suponemos que esa ocupación se pagará por la CAM con dinero público. Esta medida ya ha sido criticada desde el sector sanitario, señalando que hay hospitales que tienen plantas vacías y sin usar. Si la CAM pone dinero público tiene que ser directamente para garantizar los puestos de trabajo y el 100% de los salarios de los trabajadores del sector.

En muchos sectores y empresas ya se están lanzando ERTEs con la complicidad de la dirección de los grandes sindicatos CCOO y UGT. Es absolutamente indecente que esta crisis la tengamos que pagar las y los trabajadores, y que aquellos que han estado amansando beneficios multimillonarios todos estos años no pongan un euro. Estos ERTEs suponen que el Estado se haga cargo de los salarios, es decir todos los ciudadanos, y que los trabajadores recibirán el 75 % de sus salarios.

En muchos sectores precarios esto implica no poder llegar a fin de mes, ya que quienes cobran 700, 800 o 900, verán reducido su salario dramáticamente. Por eso mismo hay que exigir al Gobierno central y a la CAM que tomen ya medidas efectivas para garantizar las condiciones de vida de las familias trabajadoras.

¡El dinero público para salvar a las familias trabajadoras!


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.