¡Por la unificación y extensión de las luchas en defensa del empleo! ¡Por un sindicalismo combativo, democrático, de clase y asambleario!

Durante el último año los trabajadores y trabajadoras hemos visto como la destrucción de empleo, precarización de las condiciones laborales y explotación e inseguridad que sufrimos en los centros de trabajo se está intensificando de manera brutal.

La pandemia no solo ha desvelado ante millones de personas los efectos de la privatización y recortes presupuestarios en la sanidad, educación y servicios públicos. Además, está siendo utilizada por los empresarios privados, y también por las empresas públicas y administraciones dependientes del Gobierno central o los Gobiernos autonómicos, para empeorar aún más las condiciones de trabajo: más subcontratación y precariedad, recortes salariales, aplicación de ERTE absolutamente injustificados y ERE con la excusa de la Covid 19, despidos...

Los capitalistas, como siempre, intentan que seamos los y las trabajadoras quienes paguemos la crisis de su sistema, una crisis que ya había empezado a manifestarse antes de la Covid 19 y que una gestión de la pandemia al servicio del capital ha agudizado. La lista de empresas que tras hacerse de oro durante años con nuestra explotación e incrementar sus beneficios aprovechándose de la pandemia, utilizando el dinero de los ERTE y otras ayudas públicas para engordar sus ganancias, no tienen rubor en aplicar ahora recortes en derechos y salarios, reconversiones o planes de destrucción de empleo es interminable: El Corte Inglés, H&M, Caixabank y el resto de grandes bancos, Airbus, Nissan, Acciona, Bosch, Grupo Comsa, Cacaolat...

No hablemos ya de las miles de pequeñas y medianas empresas que, con la connivencia del Estado e impunidad que les proporcionan las contrarreformas laborales aprobadas durante las últimas décadas, condenan a miles de trabajadores y trabajadoras a un modelo de terrorismo patronal y condiciones laborales propias de la esclavitud.

Estas nos obligan a trabajar a destajo sin ningún derecho, sin medidas de seguridad, poniendo en grave peligro su vida y su salud. Criminales como los empresarios de la empresa CIDAC de Cornellà, cuya actuación provocó, el pasado 30 de abril, la muerte del joven trabajador Xavi Cayuela. O los de Ferros Sabadell (Castellar del Vallès), donde perdía la vida en parecidas circunstancias Víctor Nuño, otro joven de 19 años, en noviembre de 2020.

Frente a esta ofensiva salvaje que sufrimos solo cabe una alternativa: la movilización y la organización, unificando y extendiendo todas las luchas que ya se están produciendo porque los ataques tienen el mismo origen y los mismos culpables.

Ese camino es el que durante las últimas semanas están empezando a tomar trabajadores y trabajadoras de distintas empresas y sectores. Desde la juventud obrera de Cornellà, gritando con rabia que las muertes de Xavi. Víctor y los más de 780 muertos en accidentes laborales durante el último año no son accidentes sino asesinatos, hasta las trabajadoras y trabajadores de la UR4 de Sabadell, que llevan ya más de 50 días de huelga indefinida exigiendo la contratación de plantilla suficiente para acabar con la sobrecarga de trabajo y garantizar condiciones de trabajo dignas y la calidad de un servicio público como el de Correos. Una lucha que ya se está empezando a extender a otras UR como las de Reus, Terrassa y otras ciudades.

Movilizaciones que crecen tanto en Catalunya como en otras zonas del Estado, como la de los trabajadores de Airbus de Puerto Real y las empresas auxiliares contra el cierre de la factoría, pasando por encima de la decisión de CCOO y UGT y el Gobierno de coalición PSOE-UP de aceptar ese cierre. O los trabajadores del metal de Vigo, manifestándose masivamemte contra la firma por parte de las cúpulas de CCOO y UGT de un convenio que supone rebajar salarios y empeorar condiciones laborales e impulsando una Plataforma integrada por afiliados a los diferentes sindicatos para llamar a continuar la huelga y vincularse a otros sectores en lucha.

Y es que, precisamente cuando más urgente e imprescindible resulta la movilización y la unificación de las luchas, las y los trabajadores nos encontramos con el tremendo obstáculo que representa el sindicalismo de paz social y desmovilización impulsado desde las direcciones de CCOO y UGT y las políticas del Gobierno PSOE-UP, que aunque fue elegido con los votos de millones de trabajadores está cediendo en todas sus políticas a la presión del Ibex 35.

Un sindicalismo y políticas reformistas que dejan totalmente abandonados a su suerte a millones de trabajadores y trabajadoras en precario y que, incluso en aquellas empresas y sectores con más organización sindical, antepone la sumisión a la lógica capitalista y los intereses de banqueros y empresarios a nuestras necesidades.

Para luchar por un sindicalismo completamente distinto, basado en la defensa irrenunciable de los intereses de la clase obrera, la movilización, la coordinación y unificación de las luchas y la toma de decisiones en asamblea por parte de los trabajadores y trabajadoras, compañeras y compañeros afiliados a diferentes sindicatos hemos decidido coordinarnos a nivel estatal y formar una plataforma como “Sindicalistas de Izquierda”.

Este sábado 29 de mayo “Sindicalistas de Izquierda” celebraremos nuestro IV Encuentro a nivel de Catalunya por vía telemática. En el mismo haremos un balance de la situación económica, política y sindical general, debatiremos sobre todas las luchas antes mencionadas y concretaremos propuestas tanto para continuar apoyándolas y extendiéndolas como para seguir impulsando el sindicalismo combativo, democrático y asambleario desde cada una de nuestras posiciones sindicales y centros de trabajo.

¡Participa en el IV Encuentro de Sindicalistas de Izquierda de Catalunya!

Sábado 29 de mayo a las 10:30h.

Escríbenos o llámanos al 690752207 o 606714354 para pasarte el link y conectarte

 

 

 

 


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.