La derecha confina los barrios obreros de Madrid mientras destroza la sanidad pública y nos obliga a ir a trabajar en un transporte masificado

Descarga aquí la hoja en PDF

Mientras los centros de salud y los hospitales están colapsados, y se siguen manteniendo todos los recortes y la falta personal, la derecha criminaliza nuestros barrios y localidades, precisamente las más golpeadas por el desempleo, la falta de vivienda, la miseria y la pobreza. No lo vamos a aceptar.

Sus medidas clasistas, incluidas un toque de queda a partir de las 10 de la noche al más puro estilo franquista, nos desprotegerán aún más frente a la pandemia.

El Gobierno de Ayuso, sostenido por Cs y Vox, ha arrasado con la sanidad pública madrileña y privatizado todos los servicios públicos. Los grandes empresarios han amasado fortunas con las licitaciones de la limpieza urbana, del transporte, con los hospitales privados, o con las subvenciones a la enseñanza privada concertada. En plena pandemia, las residencias de mayores de Madrid, en su inmensa mayoría en manos de empresas de Florentino Pérez y otros oligarcas, se han convertido en mataderos donde nuestros familiares han sido masacrados y abandonados.

Ahora, Ayuso y Almeida criminalizan a la población de los barrios obreros, pero no toman ni una sola medida para reforzar la sanidad, contratar médicos y enfermeros para acabar con el colapso de los ambulatorios o rastreadores para evitar contagios. Ni una sola medida para evitar que en el transporte público vayamos como ganado, con metros y autobuses abarrotados.

Siguen permitiendo que continúe el negocio de la sanidad privada, sin que se utilicen todos esos recursos en personal sanitario e infraestructura de cara a atender a los enfermos y frenar la pandemia.

Son el PP y sus socios los únicos responsables del incremento de los contagios, de la situación catastrófica de nuestra sanidad, de la falta de vivienda digna y de que suframos desahucios para mayor beneficio de los especuladores a los que defienden. Y ahora nos confinan, llenan de policía las calles de nuestros barrios como si fueran guetos, pero nos permiten ir a trabajar para limpiar sus casas, atender sus supermercados, fábricas y empresas, y aumentar así los beneficios de la élite para la que gobiernan.

Fuera Ayuso. La izquierda política, social y sindical debe movilizarse con fuerza

En este contexto dramático, el presidente del Gobierno PSOE-UP ha anunciado que se reunirá con Ayuso. Lejos de poner el dedo en la llaga y acabar con esta catástrofe, Pedro Sánchez va en auxilio de esta reaccionaria y le da un balón de oxígeno para que continúe su hostigamiento contra las familias trabajadoras.

No podemos tolerar más esta pesadilla. Fuera Ayuso, fuera el PP, Cs y Vox del Gobierno de Madrid. La izquierda en el ayuntamiento y la comunidad, Más Madrid y Unidas Podemos, y los grandes sindicatos CCOO y UGT, no pueden continuar ni un minuto más aceptando pasivamente esta situación.

Debemos impulsar ya la convocatoria de una Huelga General para echar a este Gobierno de la derecha clasista y racista, que llena nuestros barros de colas de hambre, de recortes y represión. Para garantizar la nacionalización de todos los recursos sanitarios en la Comunidad de Madrid, de los laboratorios privados, y de toda la red de educación concertada y privada, para ponerlos al servicio del conjunto de la población.

La Unidad Nacional que pregona el Gobierno de coalición sólo sirve para envalentonar a estos reaccionarios, y perpetua la política de recortes que quiere el IBEX 35. Tenemos que decir alto y claro: Basta de pactos con la derecha y la oligarquía, sí a la lucha de clases y a la defensa de los derechos democráticos, políticos y económicos de los trabajadores y la juventud.

Es el momento de pelear consecuentemente por nuestro presente y nuestro futuro. No hay otro camino.

El Gobierno de Coalición tiene la obligación política y moral de escuchar nuestras demandas, y resolver las necesidades de los que padecemos las consecuencias de la pandemia y la crisis. Es la hora de defender políticas de izquierda de verdad:

1. Plan de choque para rescatar la sanidad pública, sus centros de salud y hospitales. Fuera los recortes. Inversión mínima de 100.000 millones de euros, lo mismo que ha entregado el Gobierno central al IBEX 35 y la banca. Contratación inmediata de 80.000 médicos, enfermeros y enfermeras, personal de limpieza y celadores.

2. Pruebas PCR para toda la población y resultados en 24 horas. Contratación inmediata de miles de técnicos sanitarios y de rastreadores. Nacionalización de todos los laboratorios privados e integración de los mismos en los servicios públicos sanitarios.

3. Nadie puede lucrarse con nuestra salud. Nacionalización de la sanidad privada. Los medios y recursos de estas multinacionales deben pasar a gestión pública bajo control democrático de los trabajadores sanitarios y sus organizaciones.

4. Plan de choque para rescatar la enseñanza pública y una vuelta segura a las aulas. Nacionalización de la enseñanza privada y concertada. Contratación de 165.000 profesores y reducción de ratios a 15 alumnos por aula.

5. Permisos retribuidos para todos los trabajadores y trabajadoras de cara a poder conciliar la atención familiar y cubrir las cuarentenas.

6. Seguro de desempleo de 1.200 euros para todos los parados y paradas hasta encontrar un puesto de trabajo. Escudo social sí, pero de verdad.

7. Prohibición por ley de los desahucios. Expropiación inmediata de más del millón de pisos vacíos en manos de los bancos. Creación de un parque público de vivienda social con alquileres no superiores al 10% de los ingresos mensuales.

8. Prohibición de los despidos. Vivimos con el miedo de dar positivo, contagiarnos y ser despedidos.

9. Nacionalización de la banca, las empresas estratégicas, la energía y el transporte, para crear millones de empleos y resolver las necesidades de la población.

No hay tiempo que perder. Es el momento de la lucha y la organización.

Únete a Izquierda Revolucionaria


201007 bnner 1

Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.