El sector naval en la comarca de Ferrol se enfrenta a una nueva sequía. Y ya van unas cuantas. Todos los trabajadores sabemos que esto significa despidos en la industria auxiliar, un aumento del paro en una comarca ya muy castigada y que sigue dependiendo casi exclusivamente de este sector.

El 15 de marzo habrá una gran manifestación que, entre otras reivindicaciones, demandará carga de trabajo para Navantia, que cuenta en nuestra ría con dos factorías (Fene y Ferrol).
Es necesario recordar que el retraso de dos años en el inicio de la ejecución del programa de las fragatas F-110 es producto de las maniobras corruptas de los últimos Gobiernos del PP. En concreto, se lo debemos a los exministros de Defensa Pedro Morenés y María Dolores de Cospedal, que intentaron durante años colocar los misiles que fabrica la empresa armamentística MBDA, de la que casualmente Morenés era ejecutivo antes de entrar en el Gobierno de Rajoy. Utilizaron sus cargos para beneficiar intereses privados y, de paso, abrirse un nuevo nicho de mercado, yendo incluso en contra del criterio de la Armada, que defendía otra opción. Así es como ven estos parásitos y sus colegas el sector público, como un trampolín para sus negocios.

Las gradas vacías vienen siendo un episodio habitual en nuestra comarca, pero este en concreto tiene sus peculiaridades que, si cabe, lo harán más virulento. En especial porque la subcontratación estos últimos años ha aumentado exponencialmente, precarizando a una gran masa de trabajadores. Han sido veinte años sazonados de sucesivos planes de empresa, por desgracia avalados por los sindicatos mayoritarios. En lo único que se tradujeron todos esos maravillosos planes fue en una sustitución de empleos fijos en la empresa principal (con unas condiciones de trabajo dignas) por empleos precarios en la industria auxiliar (con unas condiciones mucho peores). Ni que decir tiene que, cuando disminuye la carga de trabajo, estos compañeros se van directamente a la calle. Por eso esta comarca, que vive de la construcción naval, es muy sensible al problema.

Pérdidas públicas, beneficios privados

Una pequeña plantilla para gestionar y mantener la empresa operativa y otra gran plantilla “volante” que cuando hay carga de trabajo acomete las tareas productivas y cuando no la hay, se va al paro. Este es en esencia el modelo soñado por la dirección de Navantia y los empresarios del sector. Un modelo que se ha profundizado en el año transcurrido desde la firma del último plan de empresa. La plantilla de la principal ha quedado relegada a tareas no productivas, incluso se han dejado morir muchos gremios o directamente se han desmantelado. Y el desmantelamiento no solo afecta a la mano de obra. Las tareas de ingeniería, con un alto valor añadido, van por el mismo camino.

A día de hoy es difícil decir que Navantia es una empresa pública. Navantia es un escudo tras el cual se amparan una multitud de compañías privadas que se lucran jugosamente de la precariedad de sus trabajadores y que además utilizan al Estado para que se haga cargo de las pérdidas que provoca su modelo. “Pérdidas públicas, beneficios privados”, una vieja receta neoliberal muy de moda.

¡Fuera parásitos sociales!

Los trabajadores, tanto de la industria auxiliar como de la principal, solo tenemos una alternativa: defender una empresa 100% pública. Además, como se está demostrando, ambos modelos (público vs privado) son incompatibles: uno se acabará imponiendo al otro, a menos que paremos este modelo de subcontratación salvaje, que nos perjudica a todos. Hay que eliminar a los empresarios porque son absolutamente innecesarios, no juegan ningún papel en la producción. Son meros explotadores de mano de obra, son unos parásitos sociales.

Por eso, desde CGT defendemos que, a la reivindicación de carga de trabajo, hay que sumarle la denuncia de todo el proceso de privatización indirecta a través de la subcontratación y la reivindicación de que Navantia contrate directamente mediante convocatoria pública y con todas las garantías los profesionales que necesita para hacerse cargo tanto de la gestión como del diseño y la construcción de los buques.


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.