El sindicalismo combativo avanza en el sector TIC

Hace unos pocos días las trabajadores y trabajadores del sector TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) hemos recibido una buena noticia. Las elecciones sindicales en Cap Gemini Madrid han sido ganadas por el Sindicato de Comisiones de Base (Co.bas) con 8 delegados, que junto a los 6 conseguidos por CGT permiten consolidar una mayoría combativa de 14 delegados en un Comité de Empresa de 25.

Esta victoria es un gran paso adelante en un camino que empezó a finales de 2017, cuando CCOO y UGT, sindicatos mayoritarios en el sector, firmaban un convenio colectivo que, de nuevo, lesionaba gravemente los derechos de los trabajadores.
Una vez más, los dirigentes de CCOO y UGT se arrodillaron ante las grandes empresas que subcontratan sus servicios de informática con las empresas del sector TIC y sacrificaron los derechos de los trabajadores del sector para colaborar en las políticas de reducción drástica de costes de los grandes bancos, las grandes aseguradoras, las empresas de la energía como Endesa o Iberdrola, los operadores telefónicos como Vodafone, Orange o Telefónica, y otras grandes compañías que son los principales clientes de las empresas del sector TIC.

Numerosas delegadas y delegados de CCOO nos opusimos frontalmente a la firma de este convenio y decidimos convocar en diciembre de 2017 una concentración ante la sede del que era en ese momento nuestro sindicato para intentar evitar la firma (Más información en https://www.sindicalistasdeizquierda.net/index.php/noticias-ganemos-ccoo/114-ganemosccoo/10875-paremos-la-firma-del-nuevo-convenio-tic-los-vendidos-a-la-patronal-no-deben-estar-en-las-comisiones-obreras).

Desgraciadamente, nuestras demandas, que contaban con el apoyo de la inmensa mayoría de los delegados de CCOO en el sector, fueron despreciadas por la dirección del sindicato, y en consecuencia no nos quedó otra salida que abandonar CCOO y empezar a construir, pacientemente y desde abajo, una nueva alternativa sindical de clase y combativa en nuestro sector.

Tras varias semanas de debate, a principios de 2018 muchos de los delegados que dejamos CCOO decidimos integrarnos en Co.bas, que contaba con delegados en la empresa Indra que desarrollaban, desde una posición minoritaria, una gran labor de defensa de los intereses de la plantilla de su empresa.
A partir de ese momento, Co.bas ha conseguido avances importantísimos en las elecciones sindicales celebradas en algunas de las principales empresas TIC. En diciembre de 2018 Co.bas ganó las elecciones sindicales en RSI, con 6 delegados frente a 5 de USO y 2 del sindicato amarillo Fasga. En junio de 2019 Co.bas ganó en el centro de trabajo de Indra en Alcobendas, y consiguió una relevante representación en otros centros de trabajo de esa empresa, la mayor de las TIC en el Estado español.

En octubre de ese año Co.bas concurrió por primera vez a las elecciones del centro de trabajo de Altran en Madrid y consiguió 8 delegados, frente a 5 de CCOO y ninguno de UGT. En diciembre fue el turno de las elecciones en Atos Spain Madrid, y Co.bas, que se presentaba por primera vez, obtuvo 8 delegados, frente a 9 de UGT y 6 de CGT.
Es muy significativo que CCOO no haya conseguido ni siquiera presentar candidatura en empresas como RSI y Atos, y que en otras empresas como Altran o Cap Gemini haya perdido una gran parte de sus apoyos. Es el precio que pagan los dirigentes de este sindicato por la traición a los trabajadores del sector.

Sin un cambio de 180º en sus políticas, CCOO, junto con UGT, están abocadas a perder la posición hegemónica que han disfrutado desde siempre en nuestro sector. No es solo Co.bas quién les come el terreno. Otras expresiones del sindicalismo más combativo como CGT, CIG en Galicia, y LAB y ELA-STV en Euskal Herria, están ganado representatividad a medida que las plantillas de las TIC se van haciendo conscientes del papel que han jugado, y siguen jugando, los dirigentes de CCOO y UGT en la precarización de sus condiciones de trabajo.

Por ello, sería un gran paso adelante que los sindicatos que representan de verdad los intereses de las plantillas del sector TIC, estén o no presentes en la Mesa Negociadora, planteasen una plataforma unificada ante la negociación del nuevo convenio sectorial. Las TIC emplean a más de 420.000 trabajadores dispersos entre más de 25.000 empresas, por lo que resulta difícil conseguir una movilización sectorial efectiva. Una plataforma de convenio que plantee unas reivindicaciones comunes podría ser un primer paso para poner en marcha una movilización de los trabajadores y trabajadoras de las TIC y empezar a revertir la precarización de nuestras condiciones de trabajo.

 


banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.