¡Basta de precariedad!
El pasado mes de marzo, se procedió a registrar, tras dos años de negociaciones, el XV Convenio Colectivo General de Centros y Servicios en Atención a Personas con Discapacidad. Un Convenio que supone perpetuar las condiciones de precariedad impuestas a las y los trabajadores del sector tras el estallido de la crisis económica, que establece las líneas de un nuevo proceso de precarización laboral en el sector, y que además nace ya cuestionado, siendo rechazado por la patronal FEHACEM, y anunciándose que será denunciado en lo relativo a los Centros especiales de empleo.
  
Viendo el papel jugado por los representantes sindicales de los sindicatos mayoritarios, trabajadoras y trabajadores del sector hemos decidido crear y comenzar a construir una nueva alternativa sindical en nuestro sector bajo las siglas de la CGT (Confederación General del Trabajo). Hemos confirmado definitivamente, con la firma de este último Convenio, la falta de voluntad de la dirección de CCOO y UGT de contar con sus afiliados y delegados, y sobre todo de luchar consecuentemente para mejorar nuestras condiciones laborales y de vida.
  
¿Por qué rechazamos el XV Convenio Colectivo?

 El nuevo Convenio profundiza la división entre trabajadores, abriendo las puertas a un nuevo proceso de precarización en el sector. Se ha establecido en el artículo 34, respecto al Complemento de Desarrollo y Capacitación Profesional, una división entre trabajadores y trabajadoras de primera y de segunda categoría. 
 
Las y los trabajadores que se han incorporado con anterioridad al 1 de julio de 2016, percibirán el complemento del primer nivel (N1), desde el 1 de enero de 2019. Sin embargo, aquellos que se hayan incorporado a la empresa desde el 1 de julio de 2016, percibirán tan solo el nuevo salario base y les corresponderá percibir el primer nivel de su complemento (N1) solo a partir del 1 de enero de 2022. Un ahorro muy significativo para las empresas, pero sobre todo una medida que crea una nueva capa más precaria y peor pagada de trabajadores y trabajadoras, de cara a poner en cuestión mañana los derechos de aquellos que sí percibirán dicho complemento desde este mismo año. 
 
Al mismo tiempo, nos encontramos ante una subida salarial irrisoria, si tenemos en cuenta que es la primera tras años de congelación salarial (entre 15 y 20 euros por año), excluyéndose nuevas subidas salariales en 2019, 2020 y 2021, que solo se aplicarán, retroactivamente, a la finalización del Convenio, en 2022. Podían haber aplicado este criterio también en el cobro de beneficios y dividendos, pero por supuesto no será así. Al mismo tiempo se mantiene el artículo 42 del anterior Convenio, que establece la posibilidad de trabajo “voluntario”, ¡gratuito! Algo que la patronal aplicará de forma generalizada cuando le sea necesario, por ejemplo en el caso de una nueva recesión económica.

¿Cómo pueden firmar algo así los representantes sindicales? Y no una vez, ¡sino dos! Y todo esto con un Convenio Colectivo que sigue manteniendo una cláusula de descuelgue, de inaplicación, “cuando concurran causas económicas, técnicas, organizativas o de producción”. Un Convenio hecho a medida de la patronal.
 
Necesitamos levantar un sindicalismo combativo. ¡Únete a la CGT! 
 
Todo esto en un contexto en el que nos encontraremos ante nuevos Gobiernos autonómicos que tendrán que acordar las condiciones de los nuevos pliegos. Gobiernos, como puede ocurrir en la Comunidad de Madrid, que cuenten con el apoyo e incluso participación de partidos como VOX, cuyo programa plantea la privatización radical de los servicios sociales y condiciones laborales propias del siglo XIX, comenzando por acabar con los Convenios Colectivos y el derecho a huelga. Un Convenio como este, débil y ambiguo, facilita cualquier ataque en este sentido, al tiempo que perpetúa la precariedad entre la mayoría de trabajadoras y trabajadores del sector. ¡No podemos aceptarlo! 
 
Por eso es necesario comenzar a construir un sindicato de clase, combativo y democrático en el sector. Que en primer lugar escuche a las y los trabajadores, así como a sus afiliados/as y delegados/as, no firmándose ni acordándose nada sin contar con las plantillas. Por otro lado que esté dispuesto a luchar, a organizar a las y los trabajadores en los centros de trabajo, a movilizarse y presionar de cara a arrancar derechos y salarios en defensa de un futuro digno. Solo así, luchando, convencidos, podremos mejorar nuestras condiciones de vida. Así fue en el pasado, y así será hoy en día.   
 
¡Construyamos el Sindicato que necesitamos las y los trabajadores del sector de Diversidad!
 
¡Afíliate a la CGT! 
 
Contacta con nosotros/as: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
Facebook: @cgtenseñanza_diversidadfuncional
 

banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo