¡Basta de excusas: hay que rectificar inmediatamente!

El próximo 26 de octubre, el Sindicato de Estudiantes y la CEAPA han convocado huelga general educativa contra las revalidas franquistas y por la derogación de la LOMCE. Una huelga que es absolutamente justa y necesaria en este momento, precisamente cuando la ofensiva contra la enseñanza pública arrecia por parte del gobierno del PP. Los y las docentes que apoyamos GanemosCCOO, consideramos un error garrafal la actitud de la dirección de la Federación de Enseñanza de negarse a convocar esta huelga. Salvo en Madrid, la Federación de Enseñanza ha decidido no convocar a la huelga limitándose a apoyar la “movilización”. Esta actitud completamente injustificada no representa el sentir de decenas de miles de docentes que vemos día a día como los recortes asfixian nuestra labor en los centros educativos, o somos víctimas de los despidos masivos. La federación de Enseñanza debe rectificar inmediatamente y convocar la huelga del 26 de octubre junto a los estudiantes, los padres y las madres de alumnos.

El pasado 29 de julio, en pleno período vacacional, el Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy aprobó el decreto por el cuál entrarán en vigor las reválidas franquistas en la ESO y Bachillerato que ideó el ex ministro José Ignacio Wert. Estas reválidas tendrán como consecuencia la expulsión del sistema educativo de miles de jóvenes y serán una vuelta de tuerca más en el proceso de degradación y desmantelamiento de la educación pública.

Estamos ante una medida más para convertir el derecho a una educación digna, en un privilegio exclusivo para los jóvenes que pertenecen a familias adineradas, mientras  millones de jóvenes de familias trabajadoras se encuentran con mayores obstáculos que les impedirán poder continuar sus estudios. A estas trabas académicas hay que sumar las económicas impuestas por el Gobierno del PP, y que ha obligado a cientos de miles de jóvenes a abandonar el sistema educativo, convirtiendo el acceso a la universidad en un objetivo inalcanzable. El PP se ha quitado definitivamente la careta: quiere recuperar las condiciones en las que se encontraba el sistema educativo bajo la dictadura franquista y lo hace reimplantando las reválidas.

Ante esta situación, el Sindicato de Estudiantes y la CEAPA han convocado huelga general el día 26 de octubre, y han hecho un llamamiento a toda la comunidad educativa a sumarse a ella. No existe ninguna justificación para que la Federación de Enseñanza de CCOO no convoque activamente esta huelga, salvo la decisión de mantener una estrategia de paz social y desmovilización, en sintonía con lo que defiende la Ejecutiva Confederal. Es una completa vergüenza que la dirección de la Federación se niegue a ponerse a la cabeza de esta lucha, cuando hay miles de compañeros y compañeras despedidas y cuando nuestras condiciones laborales y salariales se degradan continuamente. 

La Federación de Enseñanza de Madrid sí irá a la huelga en Madrid el próximo 26 de octubre con el conjunto de la Comunidad Educativa exigiendo la retirada de las revalidas, la derogación de la LOMCE y reversión de los recortes y las nefastas políticas educativas del Estado y de la Comunidad de Madrid. La Federación estatal debe seguir este camino sin pérdida de tiempo. Basta de excusas. Basta de esconder su responsabilidad para con la lucha en llamamientos abstractos, que en la práctica tienen un contenido real a la hora de concretar las acciones.

La expulsión de miles de jóvenes del sistema educativo traerá consigo el despido de miles de profesores, una mayor reducción del presupuesto educativo, más cierres de centros de estudio, un aumento del número de alumnos por clase, etc. En definitiva un paso de gigante en el camino de la destrucción de la educación pública. Pero además nos veremos afectados como padres, porque serán también nuestros hijos los que vean amenazada la continuidad de sus estudios si esta medida empieza a aplicarse.

La Federación Estatal de Enseñanza de CCOO debe rectificar de manera inmediata y convocar huelga entre el profesorado en todos los territorios del Estado el 26 de octubre. Para hacer esta convocatoria realidad, hay que organizar asambleas en todos los centros de estudios posibles, si estas pueden ser conjuntas entre profesores, estudiantes y padres, mejor. Hay que actuar de forma decidida y contundente: la fuerza que seamos capaces de generar tumbará sin ninguna duda las reválidas que nos retrotraen al franquismo y la LOMCE.

¡Todos a la huelga general el 26 de Octubre! 

 

El próximo 26 de octubre, el Sindicato de Estudiantes y la CEAPA han convocado huelga general educativa contra las revalidas franquistas y por la derogación de la LOMCE. Una huelga que es absolutamente justa y necesaria en este momento, precisamente cuando la ofensiva contra la enseñanza pública arrecia por parte del gobierno del PP. Los y las docentes que apoyamos GanemosCCOO, consideramos un error garrafal la actitud de la dirección de la Federación de Enseñanza de negarse a convocar esta huelga. Salvo en Madrid, la Federación de Enseñanza ha decidido no convocar a la huelga limitándose a apoyar la “movilización”. Esta actitud completamente injustificada no representa el sentir de decenas de miles de docentes que vemos día a día como los recortes asfixian nuestra labor en los centros educativos, o somos víctimas de los despidos masivos. La federación de Enseñanza debe rectificar inmediatamente y convocar la huelga del 26 de octubre junto a los estudiantes, los padres y las madres de alumnos.

El pasado 29 de julio, en pleno período vacacional, el Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy aprobó el decreto por el cuál entrarán en vigor las reválidas franquistas en la ESO y Bachillerato que ideó el ex ministro José Ignacio Wert. Estas reválidas tendrán como consecuencia la expulsión del sistema educativo de miles de jóvenes y serán una vuelta de tuerca más en el proceso de degradación y desmantelamiento de la educación pública.

Estamos ante una medida más para convertir el derecho a una educación digna, en un privilegio exclusivo para los jóvenes que pertenecen a familias adineradas, mientras  millones de jóvenes de familias trabajadoras se encuentran con mayores obstáculos que les impedirán poder continuar sus estudios. A estas trabas académicas hay que sumar las económicas impuestas por el Gobierno del PP, y que ha obligado a cientos de miles de jóvenes a abandonar el sistema educativo, convirtiendo el acceso a la universidad en un objetivo inalcanzable. El PP se ha quitado definitivamente la careta: quiere recuperar las condiciones en las que se encontraba el sistema educativo bajo la dictadura franquista y lo hace reimplantando las reválidas.

Ante esta situación, el Sindicato de Estudiantes y la CEAPA han convocado huelga general el día 26 de octubre, y han hecho un llamamiento a toda la comunidad educativa a sumarse a ella. No existe ninguna justificación para que la Federación de Enseñanza de CCOO no convoque activamente esta huelga, salvo la decisión de mantener una estrategia de paz social y desmovilización, en sintonía con lo que defiende la Ejecutiva Confederal. Es una completa vergüenza que la dirección de la Federación se niegue a ponerse a la cabeza de esta lucha, cuando hay miles de compañeros y compañeras despedidas y cuando nuestras condiciones laborales y salariales se degradan continuamente.

La Federación de Enseñanza de Madrid sí irá a la huelga en Madrid el próximo 26 de octubre con el conjunto de la Comunidad Educativa exigiendo la retirada de las revalidas, la derogación de la LOMCE y reversión de los recortes y las nefastas políticas educativas del Estado y de la Comunidad de Madrid. La Federación estatal debe seguir este camino sin pérdida de tiempo. Basta de excusas. Basta de esconder su responsabilidad para con la lucha en llamamientos abstractos, que en la práctica tienen un contenido real a la hora de concretar las acciones.

La expulsión de miles de jóvenes del sistema educativo traerá consigo el despido de miles de profesores, una mayor reducción del presupuesto educativo, más cierres de centros de estudio, un aumento del número de alumnos por clase, etc. En definitiva un paso de gigante en el camino de la destrucción de la educación pública. Pero además nos veremos afectados como padres, porque serán también nuestros hijos los que vean amenazada la continuidad de sus estudios si esta medida empieza a aplicarse.

La Federación Estatal de Enseñanza de CCOO debe rectificar de manera inmediata y convocar huelga entre el profesorado en todos los territorios del Estado el 26 de octubre. Para hacer esta convocatoria realidad, hay que organizar asambleas en todos los centros de estudios posibles, si estas pueden ser conjuntas entre profesores, estudiantes y padres, mejor. Hay que actuar de forma decidida y contundente: la fuerza que seamos capaces de generar tumbará sin ninguna duda las reválidas que nos retrotraen al franquismo y la LOMCE.

¡Todos a la huelga general el 26 de Octubre! 


banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo