Entrevista a Celso Ventura, miembro de GanemosCCOO, y Fernando González, ambos huelguistas de las subcontratas de Movistar en Madrid.

Reproducimos esta entrevisa realizada por el periódico obrero El Militante por su interés.

 

El Militante.- ¿Cómo habéis vivido esta explosión de lucha y dignidad obrera?

Fernando González.- Con sorpresa y mucho entusiasmo. Todo empezó con un grupo de whatsapp en el que éramos 14 compañeros y a ese grupo se fueron añadiendo más, hasta conseguir juntar a casi todos los trabajadores de Madrid en 12 grupos de más de 100 personas. Y a través de dichos grupos empezamos a organizar una asamblea, con mucho éxito teniendo en cuenta que son muchas empresas pequeñas y muchos trabajadores autónomos... nunca pensé que llegaríamos a tal nivel de unidad.

Celso Ventura.- Desde el momento en que arrancó la huelga en Madrid el día 28 de marzo convocada por Alternativa Sindical de Trabajadores (AST), tuve la sensación de estar participando en una lucha histórica, tanto por la cantidad de compañeros, como por ser contra el gigante con más facturación del IBEX-35: Telefónica. Y estas sensaciones se confirmaron cuando el 7 de abril y en los días sucesivos se unieron los compañeros del resto de comunidades autónomas. Como hemos gritado por todo el país: “¡Nos han quitado tanto, que nos han quitado hasta el miedo”, pues ahora queremos DIGNIDAD.

Esta lucha está demostrando la capacidad de la clase obrera para organizarse, incluso en las condiciones más adversas, sólo hay que ver la atomización que sufre este sector para darse cuenta. A su vez estamos comprobando a través de esta experiencia que las luchas defensivas se pueden convertir en luchas ofensivas: esta huelga nació con el claro objetivo de tumbar el nuevo contrato bucle, entre Telefónica y sus contratas, y ahora la consigna es clara: ¡¡por la dignificación del sector: convenio ya!! Mínimo el del metal.

EM.- ¿Qué opinión os merece la actuación de la dirección de CCOO y UGT en este conflicto?

FG.- En absoluto me siento representado como trabajador por las políticas de estos sindicatos, ni por los elementos que están al frente de los mismos. En lugar de preocuparse por la clase trabajadora, se preocupan por la patronal, y todos sabemos a cambio de qué, tarjetas black, sobresueldos, etc.

CV.- En primer lugar quisiera aprovechar esta oportunidad para agradecer a los compañeros de AST por el impulso que han dado a la lucha, por su labor de asesoramiento, habernos cedido sus locales y ayudarnos con la propaganda. También a mis compañeros de GanemosCCOO por el apoyo a nuestro conflicto y la difusión del número de cuenta de la caja de resistencia, dentro y fuera de las CCOO.

Sobre la actuación de la cúpula parasitaria de CCOO, empezar diciendo que la situación de precariedad que se da en nuestro sector, como en tantos otros, es el resultado directo de justificar los retrocesos en las condiciones laborales como “el mal menor”; en definitiva, de sus políticas de paz social que nos han llevado a los niveles actuales de subcontratación y precariedad que rozan la esclavitud.

Además, las direcciones de CCOO y UGT han pretendido romper y debilitar la huelga: primero no reconociéndola e incluso tachándola de estar al margen de la legalidad, para después convocar dos días de paro a la semana, cuando ya llevábamos aproximadamente 10 días de huelga indefinida en Madrid y 3 ó 4 días en el resto de autonomías; acto seguido, sin consultar nuestras reivindicaciones ni al comité de huelga (democráticamente elegido en asamblea) ni a nadie, se sentaron a “negociar” con Telefónica y sus contratas, para presentar un preacuerdo que propone una subida del 4% cuando nos acaban de rebajar un 20% en el baremo de puntos.

Por eso como técnico en huelga, afiliado a CCOO y perteneciente a la corriente de izquierdas GanemosCCOO, me gustaría aprovechar este altavoz de la clase obrera que es el periódico El Militante, para hacer un llamamiento a todos los afiliados de base, delegados combativos y demás sindicalistas honestos pertenecientes a las CCOO a solidarizarse con nuestra lucha, que también es la suya.

EM.- ¿Y después de esta experiencia qué?

FG.- Pese a ser la primera huelga de estas características en la que participo, tengo la impresión de que habrá un antes y un después, tanto en la conciencia colectiva de los trabajadores del sector como del conjunto de la clase trabajadora de todo el estado. Independientemente de los resultados, eso ya parece irreversible. Aunque lo mejor para sacar conclusiones es esperar a ver los resultados de la victoria que se avecina.

CV.- Hay dos objetivos claros en esta lucha, el primero arrancarle a los esclavistas de la patronal unas condiciones de trabajo dignas y el otro objetivo es salir reforzados tanto en la conciencia como en la organización para futuras luchas que inevitablemente se darán.


banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo