La batalla de Xaquín García Sinde contra el CNI se ha saldado con una victoria de la razón frente a la arbitrariedad del aparato del Estado. A finales de septiembre del año pasado, el CNI le denegó a Xaquín, conocido sindicalista de GanemosCCOO en los astilleros de Ferrol y militante marxista desde hace más de 30 años, la llamada Habilitación Personal de Seguridad (necesaria para determinadas funciones en Navantia), al considerar que era un riesgo para la seguridad nacional. A pesar de la gravedad de esta decisión, la única “prueba” que aportó el CNI fue decir que el compañero había demostrado “de obra o palabra, falta de honradez, deslealtad, falta de fiabilidad, no ser de confianza, o indiscreción”. ¿Cuáles eran esas obras o palabras? No se podía saber porque era secreto oficial. Xaquín era un peligro porque lo decían ellos, y no tenían que dar más explicaciones.

 

Ante semejante atropello contra los derechos democráticos, Xaquín, por un lado, denunció públicamente los hechos y, por otro, demandó al CNI en los tribunales. Para todos los trabajadores y la izquierda política ferrolana estaba claro que se trataba de una represalia del PP por sus ideas y su compromiso. Así, entre los compañeros del astillero se recogieron más de mil firmas de apoyo a Xaquín (recogida de firmas que, por cierto, no sólo no fue apoyada por el comité de empresa, sino que incluso intentó boicotearla). Por su parte, IU, BNG y PSOE de Ferrol participaron en una rueda de prensa conjunta para denunciar los hechos, IU y BNG preguntaron al gobierno en el Congreso de los Diputados, AGE lo llevó al Parlamento gallego, etc. También, tras las últimas municipales, que le dieron la alcaldía ferrolana a una candidatura de unidad popular donde se incluían IU, Anova y miembros de Podemos, ya se había mantenido alguna conversación informal para, en el próximo otoño, tomar alguna iniciativa desde el ámbito municipal.

Respecto al frente judicial, en marzo hubo una primera sentencia, del Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo nº 10, que le dio la razón al CNI con el “argumento” de que la confianza no se basaba en elementos objetivos, sino que simplemente se obtenía o no. Esta sentencia fue recurrida ante la Audiencia Nacional, cuya Sala de lo Contencioso-Administrativo, sección 7ª, estimó no sólo que cualquier decisión de la Administración debe estar motivada, “sin que sirva de excusa el carácter secreto de las referencias informativas que pudieran arrojar alguna luz al respecto”, sino que la falta de motivación convertía la actuación del CNI en arbitraria: “La motivación se constituye, así, en auténtico elemento diferenciador entre discrecionalidad y arbitrariedad”.

Como la motivación del Gobierno del PP para denegarle la HPS al compañero brillaba por su ausencia “por cuanto los datos suministrados son más que parcos y genéricos, sin que se alcance a comprender la razón suficiente para justificar dicha no idoneidad (...) ni siquiera se conoce si las causas aparecen referidas al propio solicitante o a alguien de su entorno inmediato”, el fallo de la Audiencia Nacional anula la resolución y le ordena al CNI que dicte una nueva que, en caso de ser denegatoria, deberá estar motivada.

El PP ha dejado sobradamente claro que no se detendrá, ante nada ni ante nadie, tanto en la criminalización de la protesta social (de ahí la aprobación de la nefasta Ley Mordaza) como en la persecución política y judicial de los sectores combativos de la izquierda política y sindical. Por eso, aunque la sentencia de la Audiencia Nacional sería más justa si le hubiera impuesto al Estado el pago de las costas, en cualquier caso es una clara victoria del sindicalismo de clase y combativo, de la movilización social, frente al atropello de los derechos democráticos y el abuso de poder por parte del Partido Popular. Como el propio Xaquín explicó, si en vez de trabajar en la empresa principal de Navantia hubiera sido un trabajador de las subcontratas que consigue un contrato después de 2, 3 o 4 años en el paro, la denegación de la HPS no sólo habría implicado su despido, sino que con toda probabilidad no habría podido costearse la demanda contra el CNI.

En cualquier caso, se ha ganado una batalla, pero no la guerra. La pelota está ahora en el tejado del CNI. Veremos si acata la sentencia y, de ser el caso, qué dice la nueva resolución.

La noticia en El País:

http://politica.elpais.com/politica/2015/08/17/actualidad/1439840496_137158.html

La noticia en La Voz de Galicia:

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/ferrol/2015/08/19/cni-debera-explicar-denego-acceso-material-clasificado-navantia/0003_201508F19C5992.htm

La noticia en Diario de Ferrol:

http://www.diariodeferrol.com/articulo/ferrol/momento-visita-responsables-municipales-instalaciones/20150818221250132067.html


banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo